Conservar nuestros dientes sanos es muy importante ya que cumplen muchas funciones estéticas y funcionales:

Masticación y deglución de los alimentos: Dentro del sistema digestivo, la primera fase de la masticación comienza con los dientes, lengua, paladar y glándulas salivales. Desde cortar los alimentos, hasta triturarlos, integrarlos a la saliva y sus enzimas para prepararlos para su absorción a lo largo del sistema digestivo.

Fonación y pronunciación: los dientes participan de forma activa junto con la cavidad bucal sirviendo de caja de resonancia para producir y modificar sonidos y para la articulación correcta de las palabras ya que sirven de apoyo para la lengua, mejillas y labios. La correcta posición de todos en conjunto determinará el sonido que emita la voz. Esta función es una herramienta importante dentro de nuestras relaciones sociales y puede inclusive cuando está alterada, llevar a alteraciones en la autoestima e integración.  Cualquier variación en el interior de la boca modificará nuestra voz, el tono y características, al afectar las ondas sonoras que emitimos. La mala colocación de la lengua al pronunciar la palabras originan problemas de fonación. De igual manera la ausencia de dientes, la malposición de los mismos, la enfermedad periodontal que conlleva a la movilidad dental, afectan las ondas sonoras, alterando el habla.

Estética: en conjunto todos los dientes y articulados los superiores con los inferiores sirven de armazón donde se apoyan los tejidos blandos y musculatura facial. La posición de los mismos tiene que ver con fisonomía facial y la conservación de la altura facial. Un rostro simétrico con una piel de aspecto saludable necesita una estructura ósea y dental subyacente intacta. El proceso de envejecimiento puede  acelerarse por la pérdida de dientes y la consecuente pérdida ósea facial resultante.

De igual manera determinan la posición y grosor de los labios y su posición puede hacer parecer incluso una nariz mas grande. Debido a que la pérdida de dientes es gradual, muchas veces no somos concientes de los cambios que se están produciendo gradualmente.

Estimulación de crecimiento: En general el crecimiento está predeterminado genéticamente, sin embargo, existen otros factores funcionales como la masticación que por acción conjunta de los dientes y músculos produce movimientos rítmicos de gran velocidad con desplazamientos en los tres planos del espacio que estimulan el crecimiento y correcto desarrollo de los tejidos buco faciales y maxilares.

Por todo esto los dientes son importantes no solo desde el punto de vista estético, sino también funcional. Siempre debemos hacer seguimiento  en niños de crecimiento, secuencia y cronología de erupción y buenos hábitos alimentación y de higiene oral a lo largo de toda nuestra vida. #SAGADental