En época de frío y gripe, la prioridad debe ser cuidar el cuerpo y eso incluye, la boca. Estos son algunos consejos para poder mantener la salud dental cuando no se siente bien:

 

1. Mantener una buena higiene

Cuando esté enfermo, sepa cómo cubrirse la boca cuando tose y estornuda. No debe olvidar el mantener una buena higiene bucal y del cepillo de dientes.

Según estudios, el virus de la gripe puede vivir en superficies húmedas por 72 horas. Por tal motivo, no se debe compartir el cepillo de dientes bajo ninguna circunstancia, principalmente cuando uno está enfermo.

 Cuando el sistema inmunitario está gravemente comprometido es recomendable cambiar el cepillo aunque no esté en su tiempo de remplazo, normalmente se aconseja cambiarlo cada 3 o 4 meses.

 2. Elija pastillas o jarabe para la tos sin azúcar

Evite si puede tomar pastillas o jarabe para la tos que contenga fructosa. Recuerde que el azúcar causa la caries y mientras, más tiempo permanezca una pastilla con azúcar en la boca, más tiempo tienen las bacterias de producir el ácido y desarrollar la caries en los dientes.

 

 3. Hacer buches y escupir después de vomitar

Uno de los efectos secundarios desagradables de la gripe estomacal, entre otras enfermedades, son los vómitos.

Es posible que tenga la necesidad de lavarse los dientes de inmediato, en realidad, es mejor esperar. Al vomitar, los ácidos estomacales entran en contacto con los dientes y los recubre. Si los lavamos demasiado pronto, se frotará el ácido por todo el recubrimiento duro externo de los dientes, lo cual puede ser lesivo. En su lugar, es mejor realizar buches con agua, un enjuague bucal diluido o con una mezcla de agua y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio para ayudar a eliminar el ácido.

Es prudente esperar alrededor de 30 minutos para cepillarse los dientes.

 

4. Mantener hidratada la boca para evitar la sequedad

Cuando está enfermo, necesita una gran cantidad de líquido por muchos motivos y uno de ellos es evitar la sequedad en la boca. Esta no solo es molesta, sino que aumenta el riesgo de que se genere caries.

Los medicamentos que se toman para el resfriado o la gripe como antihistamínicos, descongestivos o analgésicos, también pueden secar la boca por esto, también se debe beber mucha agua.

 

5. Elija los líquidos adecuados

Para la boca y el cuerpo, lo más seguro es beber agua. Se puede ingerir bebidas deportivas para reponer electrolitos, pero siempre tomándolas con moderación.

Si desea una bebida caliente, tenga cuidado de no exagerar con la temperatura para evitar quemaduras que pueden ser muy molestas.