En el mundo de hoy, la sonrisa y el color de los dientes tienen una importancia vital en la imagen o presentación personal. Una sonrisa armónica y agradable con dientes que conserven un buen color refleja el cuidado y la salud dental que se tiene.

El proceso de pigmentación de los dientes no se desarrolla en un solo día y los alimentos juegan un papel importante en ello. A corto y/o largo plazo, contribuyen a la aparición de manchas que solo se pueden eliminar con un adecuado tratamiento.

Algunos alimentos y bebidas para tenerlos en cuenta por ser partícipes en el cambio de color dental son:

  1. Remolacha y Aguacate
  2. Café, Té: su color y acidez favorece las manchas
  3. Vino: la acidez y sus moléculas de pigmento (taninos) afectan considerablemente. El vino blanco por su mayor acidez puede debilitar el esmalte dental haciendo mas sensible la superficie al pigmento incluso de otros alimentos.
  4. Gaseosas oscuras: pueden ser perjudiciales por su acidez y alto contenido de azúcar.
  5. Salsa de Soja: contiene fuertes agentes decolorantes que pueden permanecer en los dientes restándoles color.
  6. Chocolate
  7. Mora, uvas, cerezas y frambuesas
  8. Jugo de naranja y cítricos
  9. Salsa de tomate, vinagre balsámico, curry, bebidas deportivas, etc.

En la consulta clínica también se debe valorar la presencia de otros factores coadyuvantes como el hábito de fumar, la ingesta de ciertos medicamentos y el uso prolongado de colutorios que contengan clorhexidina.

La recomendación es aclarar o enjuagar inmediatamente con agua y después de un tiempo prudencial (al menos 30 minutos) lavar los dientes y usar la seda dental. Cuando las manchas son exageradas o el cambio de color es evidente se puede realizar el blanqueamiento dental.

Nuestros especialistas en estética te asesorarán convenientemente sobre el tratamiento que mejor se adecúa a tus necesidades. Consúltanos y diseñaremos la mejor sonrisa para ti.