Salud General Vs Salud Oral. Parte IIRecupera tu sonrisa con la última tecnología en implantes Dentales

Siguiendo con nuestras comunicaciones sobre condiciones sistémicas que se encuentran relacionadas a la aparición y desarrollo de la Enfermedad Periodontal tenemos:

  1. Osteoporosis

La osteoporosis es un trastorno metabólico del hueso, caracterizado por disminución de la densidad ósea con incremento del riesgo de fracturas.

Se observa más comúnmente en las mujeres que en los hombres y con mayor frecuencia en huesos distantes de la boca. Sin embargo, hay indicios de que la reducción de la densidad ósea ocurre también en los maxilares.

La importancia de la osteoporosis en relación con la enfermedad periodontal, tiene que ver con el posible aumento de la velocidad de la enfermedad periodontal ya que el hueso menos mineralizado (menos denso), se reabsorbe más fácilmente.

No obstante, el aspecto más interesante es que la etiología de la osteoporosis (asociada con el envejecimiento, el tabaquismo y los medicamentos, entre otros factores) también podría estar relacionada con la periodontitis. Se sabe que ambas enfermedades  comparten factores de riesgo y que en las mujeres que reciben terapia de reemplazo hormonal la condición ósea y periodontal mejoran.

  1. Artritis Reumatoidea

La artritis reumatoidea es una enfermedad inflamatoria crónica con patrones de destrucción de los tejidos duros y blandos similares a los de la periodontitis. Sin embargo, los factores etiológicos son diferentes.

Tras estudiar la relación entre las dos enfermedades, se ha establecido que comparten algunos factores;  el más interesante es que la presencia de un proceso infeccioso-inflamatorio como la periodontitis puede desencadenar la artritis reumatoidea. Evidentemente la enfermedad periodontal no es un factor etiológico de la artritis,  pero puede participar en su cadena causal debido a la presencia de mediadores inflamatorios y de posibles desafíos infecciosos.