El  cepillo de dientes es el instrumento básico de la higiene bucal. Existen varios tipos, los cuales se encuentran agrupados dentro de 2 grandes familias que son Manuales y Eléctricos.

El cuidado diario del cepillo  es importante y por ello, establecemos algunas pautas que se deben tener en cuenta:

 

  • Lavar las manos antes de cepillar los dientes
  • Enjuagar bien el cepillo después de usarlo. Lave vigorosamente el cepillo bajo el chorro de agua después de utilizarlo para remover la pasta dentífrica y restos alimenticios. Si es posible, colocarlo en posición vertical en un vaso o portacepillos para que se ventile y seque con el aire hasta que se use de nuevo.

 

  • Evitar el contacto directo con otros cepillos dentales. Si más de un cepillo es almacenado en el mismo lugar, se deben mantener separados entre sí para prevenir la infección cruzada.
  • No compartirlo con otra persona u otro miembro de la familia. Esto podría resultar en el intercambio de fluidos corporales y/o microorganismos, aumentando el riesgo de infección.
  • Sustituirlo por uno nuevo después de pasar una enfermedad tipo resfriado o gripe, infección bucal o de garganta, ya que los microbios pueden esconderse en las cerdas del cepillo y reactivar la infección.

 

  • El cambio de cepillo debe ser cada tres meses, pero si se deteriora antes, cámbialo inmediatamente.
  • Mantener el cepillo lejos del inodoro. Cuando se tira de la cisterna NO debe estar la tapa levantada porque las bacterias fecales pueden acabar en el cepillo.

 

El objetivo de esta presentación es proporcionar una guía para todos, que ayude a mejorar las condiciones para el mantenimiento de la salud bucal, en cada miembro de la familia.

Estas pautas también se deben mantener para los cepillos interproximales o interdentales y recuerde, si no está seguro de cual cepillo es el apropiado para su uso personal?, en SAGA Dental cualquiera de los profesionales le ayudará, Llámanos!